Guia Sobre Dropshipping

¿Qué es el dropshipping y cómo funciona?

Descubre que es el dropshipping, y toda la información básica que tomar en cuenta para comenzar tu negocio en línea.
39 € al mes (sin IVA).
¿Qué es el dropshipping y cómo funciona?

EL DROPSHIPPING: UNA BREVE GUÍA

En este artículo queremos hablar sobre que es el dropshipping, su funcionamiento, detallar cuáles son los distintos participantes en el proceso y presentar las posibles ventajas y desventajas de utilizarlo como método de entrega para empresas del sector del e-commerce. Con toda la información a tu disposición, podrás valorar de manera más inequívoca si este modelo se adapta o no a las necesidades de tu negocio de e-commerce.

Introducción al dropshipping

El crecimiento del sector del e-commerce ha sido el detonante de la aparición de multitud de negocios relacionados, entre los que se encuentra el dropshipping. Este consiste en un modelo de negocio en el que la realización de los pedidos, es decir, el proceso de almacenar, embalar, enviar y entregar los productos a los clientes, se subcontrata a un tercero: el "dropshipper".

El dropshipping permite a los vendedores vender productos sin la necesidad de adquirirlos previamente, organizar su almacén, hacer inventario ni garantizar la correcta entrega de los artículos comprados a los clientes.

Esta opción puede resultar muy atractiva, especialmente para quienes acaban de emprender en el mundo del e-commerce, dado que una de las posibles ventajas que puede ofrecer el dropshipping es que se requiere de un capital inicial muy bajo y pocos gastos generales.

Además, como el dropshipper suele tener productos en stock, los vendedores tienen la posibilidad de ofrecer una gama más amplia de productos a sus clientes. Esto deriva a su vez en una mayor comodidad, dado que proporciona la oportunidad de adquirir productos que no se encuentran fácilmente en el mercado local de los compradores. Asimismo, el vendedor es capaz de realizar ofertas atractivas gracias a la eliminación de dichos costes adicionales.

Aunque muchos vendedores optan por el dropshipping como la solución adecuada para su negocio de e-commerce, merece la pena conocer los pormenores de este servicio para poder tomar una decisión más informada sobre si es adecuado en su caso.

En definitiva, el dropshipping es un método de envío y entrega de pedidos para el comercio minorista que no necesita que el vendedor o la empresa disponga de los productos almacenados. Cuando el vendedor vende un artículo, lo compra a un tercero que se lo envía directamente al cliente final. Por consiguiente, el vendedor no llega a ver ni manipular el producto en cuestión.

En este sistema comercial, el vendedor se encarga de la gestión de pedidos o la facturación, pero no tiene que ocuparse del almacenar, empaquetar o enviar los productos.

Funcionamiento del dropshipping

En el dropshipping, al no disponer el vendedor de stock de productos propio, recurre a un tercero para organizar la venta de los productos de su tienda. Este distribuidor puede ser tanto el propio fabricante del producto, como un minorista o un mayorista. La diferencia entre ellos radica en el volumen de stock que tiene de los productos en cuestión.

En general, el proceso de dropshipping depende del acuerdo que se pacte entre el vendedor y el tercero encargado de gestionar el proceso de cumplimiento en su nombre.

En muchos casos, el proceso de dropshipping suele comenzar cuando un cliente adquiere un producto de un vendedor mediante la realización de un pedido en línea en su propio sitio web de la tienda de e-commerce en cuestión o en el sitio web que haya elegido para comercializar sus productos.

En el proceso típico de dropshipping, una vez que el cliente ha realizado el pedido, el vendedor recibe confirmación sobre los detalles del pedido, incluido el número de artículos comprados, la dirección de entrega, etc. A continuación, el vendedor comparte esta información, es decir, los datos del pedido, con el dropshipper elegido.

Una vez recibido el pedido, el dropshipper prepara el número necesario de artículos del almacén y organiza la entrega de los productos en la dirección que le ha indicado el vendedor. El proceso finaliza una vez que el cliente ha recibido el producto.

Los vendedores también pueden hacer uso de ciertas soluciones automatizadas que se encargan de enviar mensajes prediseñados a los clientes en cada etapa del proceso de cumplimiento, como mensajes confirmando que el pedido ha sido recibido, que el producto ha sido enviado (por el dropshipper) y una confirmación final una vez que el producto ha sido entregado en la dirección elegida.

Estos son solo ejemplos ilustrativos de cómo podría funcionar el dropshipping; no siempre es imprescindible que todos los procesos sigan exactamente ese orden. Todo depende del dropshipper elegido y de los servicios pactados entre ambas partes.

Aspectos importantes para el vendedor, el fabricante y el mayorista

En el sector del e-commerce, cualquiera puede convertirse en vendedor: un autónomo, una pequeña empresa o incluso una empresa grande, todos ellos pueden dedicarse a la venta de productos en línea. Sin embargo, cuando se habla de dropshipping, el término "vendedor" suele referirse a una persona que solo vende productos a un cliente final.

El vendedor es quien elige qué productos vender, el precio de venta de los mismos, quien recibe el pago final y quien se compromete a pagar los impuestos o tasas exigidos por la normativa local. Aunque no se encargue del almacenamiento, el embalaje, el envío y la entrega, sigue siendo el propietario de los productos que vende, lo que lo convierte en el vendedor oficial, por lo que es también el responsable a nivel legal.

El fabricante, que puede ser un autónomo o una empresa, es quien fabrica los productos. Suele venderlos a granel a un mayorista o a un minorista, pero no lleva a cabo su venta individual directamente al cliente final. Como vendedor, es posible comprar productos a granel directamente a un fabricante, aunque muchos fabricantes no venden lotes pequeños de productos.

En su lugar, buscan venderlos al por mayor y suelen establecer una cantidad mínima de productos que deben comprarse. Para los empresarios o vendedores individuales que acaban de empezar, comprar tantos productos a la vez puede resultar difícil, tanto desde el punto de vista financiero como de almacenamiento. De ahí que delegar en un tercero esta parte del proceso pueda resultar ventajoso.

Los mayoristas son aquellos que suelen comprar productos al por mayor a los fabricantes y luego los revenden (generalmente con un margen añadido) a minoristas, como tiendas, u otros vendedores. Los mayoristas también pueden ofrecer servicios de dropshipping a los minoristas o vendedores que compran sus productos.

Así pues, en una cadena de suministro típica, un fabricante o mayorista no vende productos directamente a un cliente final. Suele hacerlo un vendedor, tras adquirir estos productos a un minorista, mayorista o fabricante. Normalmente, el vendedor también se encarga de almacenar los productos y entregarlos al cliente.

Sin embargo, los vendedores pueden optar por el dropshipping para evitar tener que almacenar los productos, ya sea en sus propias instalaciones o en un almacén alquilado, y, por último, organizar la entrega de los productos al cliente final.
Ventajas potenciales del dropshipping

Ventajas potenciales del dropshipping

El dropshipping es un método muy interesante, dado que reduce significativamente los riesgos y proporciona mayor flexibilidad comercial. A continuación, te contamos algunas de sus ventajas:
  • Costes iniciales bajos: tanto si abres una tienda online como una física, los costes iniciales pueden ser muy elevados. Entre ellos se incluyen el suministro, el almacenamiento, la gestión del inventario, la gestión del personal, la apertura de varios puntos de venta, el marketing para captar nuevos clientes, etc. Como el dropshipping te permite externalizar muchos de estos aspectos, puede reducir potencialmente tus gastos generales.
  • Escasa inversión inicial: al recurrir a un dropshipper o a un servicio de distribución externo, la compra, el almacenamiento, el inventario y el envío pueden gestionarse por un tercero, para que tu solo tengas que esperar que se produzca la entrega directa de tus productos a los clientes finales. Esto significa que existe la posibilidad de reducir tus costes de inversión inicial.
  • Ausencia de necesidad de alquilar un almacén: normalmente, independientemente de si vende online o en una tienda física, el vendedor o el propietario de una tienda necesitaría almacenar los artículos en un almacén alquilado o en propiedad. Junto con la inversión para el almacenamiento y la manipulación, también puede necesitar personal para colocar, identificar y recopilar las mercancías en los estantes. Dado que el dropshipper se encarga del almacenamiento y la preparación de los pedidos, esto puede resultar en una reducción de los gastos fijos para tu negocio de e-commerce.
  • Gran flexibilidad para la ubicación del negocio: realmente, al no haber inventario físico, solo se necesita una conexión a Internet para gestionar las ventas. Esto permite ubicar tu negocio en lugares donde el alquiler de un almacén puede resultar muy caro, de manera que se logra abaratar costes.
  • Amplia oferta de productos: al no tener que disponer de un inventario de productos físico, es posible contar con un catálogo más amplio que el de un vendedor que no recurre al dropshipping. Como las expectativas, gustos y necesidades de los clientes cambian constantemente, para un vendedor puede resultar caro probar nuevas líneas de productos y así comprobar cuáles tienen más éxito. Sin embargo, el dropshipping, sobre todo con múltiples proveedores entre los que elegir, te permitir probar productos en pequeñas cantidades y, si la respuesta de los clientes es baja, dejar de ofrecer dichos productos.

Desventajas potenciales del dropshipping

Aunque las ventajas del dropshipping son numerosas, también es necesario conocer los inconvenientes que puede presentar, como:
  • Menor margen de beneficio: al no vender los productos directamente, es el proveedor o dropshipper quien establece el margen.
  • Gran competencia: como la inversión y los riesgos de crear una tienda de e-commerce basada en el dropshipping son tan reducidos, este modelo comercial abunda cada vez más, lo que deriva en una escasa diferenciación de marca y un aumento de la competencia. Esto puede ocurrir especialmente si se trata de venta de productos muy populares o de moda. Por lo tanto, es posible que tengas que esforzarte más para destacar entre la competencia.
  • Falta de proveedores: en ocasiones, cuando comercializas un producto que está muy de tendencia, y siguiendo el punto anterior, es probable que compartas dropshipper con muchos de tus competidores, por lo que podría haber falta de stock, retrasos en el suministro, etc.
  • Posible falta de control: al recurrir a un proveedor de dropshipping, estarás vendiendo productos que se encarga de almacenar, embalar y enviar un tercero. Esto significa que podrías tener una falta de control sobre varios aspectos del proceso de cumplimiento, como el control de calidad del almacenamiento, la gestión del inventario, la calidad del embalaje utilizado, la fiabilidad de los mecanismos de entrega, etc.
  • Descuentos por volumen: a menudo, los grandes minoristas compran grandes volúmenes a fabricantes o mayoristas, lo que les permite negociar lo que se denominan "descuentos por volumen". Esto podría permitirles trasladar el beneficio a los clientes en forma de precios reducidos y ofertas. Sin embargo, si tu negocio de comercio electrónico no requiere comprar y almacenar un volumen tan grande de productos, es posible que no puedas obtener estos descuentos por volumen.
  • Pedidos y entregas inconexos: en tu tienda de e-commerce puedes anunciar una gran variedad de productos, que pueden estar gestionados en su totalidad por diferentes proveedores de dropshipping. Por lo tanto, si un cliente solicita diferentes productos, existe la posibilidad de que cada uno de ellos sea entregado por separado, ya que todos están almacenados en diferentes lugares.
Si se tiene todo esto en cuenta, puede resultar que, en tu caso concreto, las desventajas del dropshipping superen a los aspectos positivos. Sin embargo, en esos casos, hay otras alternativas que se pueden tener en cuenta, como el modelo de marketing de afiliados o suscribirte a Logística de Amazon.

El primer modelo que mencionamos, el marketing de afiliados, consiste en un modelo de negocio completamente diferente al dropshipping, ya que se trata de un modelo de negocio basado en promocionar productos o servicios de otras empresas (o negocios) a cambio de una comisión por cada venta conseguida. Esta promoción suele realizarse a través de publicaciones de blog, en redes sociales, banners publicitarios en sitios web que redirigen al enlace de compra del producto en cuestión, etc.

La comisión obtenida puede ser un porcentaje del precio de venta del producto o un precio fijo pactado entre el afiliado en cuestión y el vendedor. En definitiva, es un modelo basado en resultados: a más ventas, mayor comisión. Por tanto, no presenta riesgos para el vendedor y no necesita inversión previa.

Para los afiliados, puede ser una forma de monetizar el tiempo invertido en la redacción y publicación de entradas en un blog o en redes sociales. Para el vendedor, únicamente le supone una comisión a cambio de publicidad.

No obstante, si quieres que tu negocio crezca rápidamente, la solución más eficaz es personalizar tus productos y confiar el almacenamiento y el envío a una empresa fiable y reputada como Amazon. A continuación, veremos más de cerca cómo funciona su servicio de Logística de Amazon y cómo puede ayudarte con todas las posibilidades que ofrece.
Alternativas al dropshipping

Alternativas al dropshipping: Logística de Amazon

Si habiendo leído todo lo anterior, sigues sin estar convencido de que el dropshipping se ajuste a lo que tu negocio de comercio online necesita, te recomendamos continuar leyendo. En caso de que busques alternativas al dropshipping, te explicamos cómo puedes hacer crecer tu negocio con Logística de Amazon, una de las redes de gestión logística más avanzadas del mundo.

Con Logística de Amazon, Amazon se encarga del almacenamiento y la entrega de los productos que vendas. Sin embargo, antes de que puedas empezar a vender tus productos a través de Logística de Amazon (FBA), tienes que embalar los productos seleccionados para hacer uso de este servicio de acuerdo con las directrices de embalaje de Amazon y, siguiendo los requisitos de envío establecidos, enviarlos a un centro de cumplimiento de Amazon cercano.

Una vez que los productos estén almacenados en el centro de distribución, aparecerán como disponibles para que tus clientes los puedan comprar a través de tu tienda online. Esta es una de las grandes ventajas de convertirse en vendedor en Amazon y utilizar Logística de Amazon para entregar tus productos a los clientes.

Una vez realizado este proceso, cada vez que un cliente pida un producto, Amazon se encargará de la recogida, el embalaje, el envío y la entrega. También se ocupará de todas las solicitudes relacionadas con el servicio de atención al cliente, así como de cualquier devolución que el cliente solicite.

Como sabes, vender en Amazon tiene ventajas significativas. Por la gran fiabilidad de su servicio, así como por los cientos de millones de cuentas de clientes activas y millones de visitantes cada mes, muchas marcas han experimentado un crecimiento explosivo al pasarse a Amazon.

En caso de querer comenzar a trabajar con Logística de Amazon, lo primero que debes hacer es abrir una cuenta de vendedor en Amazon. El sitio ofrece dos tipos de planes: el plan Individual y el plan Profesional. El primero es recomendable para particulares que venden menos de 40 artículos al mes. El segundo es para empresas que esperan vender más de 40 artículos al mes.

El plan Individual tiene un precio de 0,99 € por artículo vendido, mientras que el plan Profesional cuesta 39 € al mes, independientemente del número de artículos que vendas a través de Amazon.

A continuación, podrás acceder al servicio Logística de Amazon, que se encarga de la preparación, el embalaje y el envío de los pedidos. También gestiona las devoluciones y el servicio de atención al cliente y te permite beneficiarte de las ventajas de la entrega Prime, que consiste en la entrega gratuita en el plazo de dos días.

Para utilizar este servicio, primero tendrás que decidir qué productos quieres registrar. Ten en cuenta que algunos productos pueden no cumplir los requisitos de este programa. Para estos casos, Logística de Amazon también ofrece diferentes programas para productos con unos requisitos específicos, como es el caso de:
  • Pequeños y Ligeros de Logística de Amazon: se trata de un programa que ofrece una reducción en los costes de gestión logística de productos aptos, lo que permite proporcionar descuentos a los clientes. Estos requisitos son: que tengan un precio igual o inferior a 12 € y cumplan con unas dimensiones de tamaño de paquete o sobre determinadas. Podrás consultar los requisitos en detalle siguiendo el enlace del título.
  • Suscríbete y ahorra: este programa de Amazon ofrece precios con descuento, envíos gratuitos y la comodidad de los envíos programados regularmente en productos que cumplan ciertos requisitos. Mientras que el cliente se beneficia de mejores precios, el vendedor consigue más ventas y fidelización de clientes por compra habitual.
  • Logística multicanal: este programa permite realizar entregas rápidas y sin complicaciones al darte acceso a una red de gestión logística de primer nivel, a la experiencia operativa y a las opciones de envío de confianza de Amazon, tanto para las ventas desde tu tienda de Amazon como para las compras que realicen tus clientes en otros canales de venta.
  • Logística de Amazon Grande y Pesado: cuando se trata de productos voluminosos y pesados, el cliente valora enormemente que la entrega sea satisfactoria. Con el programa de Logística de Amazon para este tipo de artículos de grandes dimensiones, podrías asegurarte de que la experiencia del cliente durante la entrega sea positiva gracias a las entregas programadas o concertadas. Para el vendedor, evitar entregas fallidas supone también un gran ahorro. Amplia información sobre el programa aquí.
Como ves, Amazon dispone de diferentes programas que te ayudarán según cuál sea tu caso y las necesidades de tu tienda de e-commerce.

¿Es el dropshipping la opción adecuada para ti?

Ahora que sabes más sobre el dropshipping, aquí tienes algunos factores potenciales a considerar para ayudarte a tomar una decisión sobre lo que es mejor para tu negocio online.
  1. Identidad de marca: siempre que vendas cualquier producto, el aspecto, la sensación y el diseño de tus productos pueden ser un factor decisivo para que los clientes se decidan por ti en lugar de por la competencia. Por diversas razones, el dropshipping solo te permite un control parcial sobre estos aspectos. Si no eres capaz de encontrar un proveedor de dropshipping que pueda personalizar los productos como tú quieres, este podría ser un posible inconveniente.
  2. Control de calidad de los productos: una vez más, dado que tienes una visibilidad limitada sobre los artículos reales que compra y almacena tu proveedor de dropshipping, tienes un control limitado sobre la calidad del producto. Si los productos finales no son de la calidad prometida, podría resultar en que los clientes te abandonen como su opción preferida y busquen a otro vendedor.
  3. Plazos de entrega: dado que el proceso de entrega y cumplimiento está en manos de tu proveedor de dropshipping, debes asegurarte de que tenga un buen historial en lo que respecta a la puntualidad de los envíos. Los servicios como Logística de Amazon (FBA) pueden ayudarte a entregar los productos a mayor velocidad; algunos de ellos incluso pueden ser elegibles para la entrega gratuita en dos días con el programa de Amazon Prime, siempre que cumplan ciertos requisitos y condiciones.
  4. Financiación: si dispones de menos capital para empezar, el dropshipping y algunas otras alternativas pueden permitirte reducir los gastos de abastecimiento, adquisición y almacenamiento de productos antes de empezar a venderlos. Por tanto, si este es tu caso, el dropshipping es la mejor opción para ti.
Responder a estos puntos te acercará a tomar una decisión sobre si quieres utilizar el dropshipping como método de cumplimiento para tu negocio de comercio electrónico.

Conclusión

Como hemos visto en este artículo, la principal razón por la que el dropshipping está tan de moda es su facilidad de acceso. Es un modelo de negocio que puede convenir a muchos vendedores y ha permitido a algunos de ellos desarrollar un negocio sostenible y muy rentable. Sin embargo, hay que tener en cuenta las desventajas del dropshipping, que son una flexibilidad limitada en cuanto a la calidad del producto y el envío, y un entorno muy competitivo.

Ahora que ya conoces los aspectos fundamentales del dropshipping y sus alternativas, así como sus potenciales ventajas e inconvenientes, elige la opción que más se adapte a las necesidades de tu comercio electrónico para optimizar tus ventas y maximizar tus beneficios.

A fin de cuentas, la forma en que decidas completar el proceso de entrega de productos vendidos de tu tienda online depende de ti y de las necesidades de tu negocio. Como hemos explicado, no tener que almacenar, empaquetar y enviar tus propios pedidos tiene sus ventajas, pero subcontratar todos estos servicios a un tercero también puede plantear problemas y desafíos.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el dropshipping?
El dropshipping es una de las formas en que un vendedor puede externalizar el proceso de almacenamiento, embalaje y entrega de productos a los clientes a través de un tercero.
¿Es imprescindible recurrir al dropshipping para suministrar mis productos?
No, no es obligatorio utilizar el dropshipping. Como te contamos en el artículo, cuentas con diversas alternativas al dropshipping, entre las que se encuentra Logística de Amazon, en función de las necesidades de tu negocio de e-commerce.
¿Está permitido el dropshipping en Amazon?
Debes seguir la política de dropshipping de Amazon si tienes la intención de realizar los pedidos de Amazon a través de un dropshipper.
¿El uso de un dropshipper aumenta mis costes?
Comparativamente, los vendedores se enfrentan a menores gastos generales cuando utilizan dropshippers para completar el proceso de cumplimiento. Sin embargo, cada caso individual es diferente, ya que depende de con quién te registres y de lo que te suministren.
¿Es necesario tener una tienda física y una tienda de comercio electrónico?
No, no es obligatorio contar con una tienda física si se tiene un negocio de comercio electrónico.
¿Tengo que comprar los artículos por adelantado?
Si utilizas un dropshipper, generalmente ellos también se encargan de la compra de los productos (aunque depende del contrato exacto que hayas firmado). Si utilizas Amazon FBA, entonces tienes que comprar los artículos por adelantado y enviarlos a tu almacén de Amazon más cercano antes de poder comenzar a ofrecer esos productos para la venta en línea.
¿Cómo de rentable es el dropshipping para mi negocio?
La rentabilidad de tu negocio dependerá del proveedor de dropshipping elegido, así como de la estrategia de ventas de productos que elijas, dado que algunos artículos ofrecen un mayor margen de beneficio que otros.
¿Puedo vender productos en todo el mundo usando dropshipping?
Así es. Las empresas dedicadas al dropshipping enviarán tus artículos internacionalmente para que tu alcance sea el máximo posible.
¿Necesito registrar mi negocio para usar un proveedor de dropshipping?
Sí. Deberás realizar todos los pasos legales para registrar tu negocio a pesar de utilizar un proveedor de dropshipping que se encargue de la distribución de tus productos por ti.
¿Cuáles son los principales desafíos de un negocio de dropshipping?
El principal desafío cuando delegas esa parte de tu negocio a un proveedor de dropshipping es que dependes de su eficiencia para garantizar la satisfacción de tus clientes. Al delegar parte del trabajo, no todo está en tus manos.
¿Cuáles son las alternativas al dropshipping si quiero tener más control sobre mi inventario?
En lugar de contratar los servicios de un proveedor de dropshipping, puedes encargarte tú mismo de esa parte del negocio. Tendrás todo el control sobre tu inventario, pero también requerirá que dispongas de un almacén con todos los productos a la venta en stock, así como que te ocupes del embalaje y envío de los artículos vendidos.

Comienza a vender hoy

39 € (sin IVA) al mes más comisiones de venta
© 2023 Amazon.com, Inc. o sus afiliados.
Facebook logo
Twitter logo
LinkedIn logo
Tiktok logo
YouTube logo