APRENDER

¿QUIERES SABERLO TODO SOBRE EL E-COMMERCE? TE LO CONTAMOS

Illustration of a house with an Amazon delivery truck and package at the doorstep

¿Quieres Saberlo Todo Sobre El E-Commerce? Te Lo Contamos

Como consecuencia del auge del e-commerce, cada vez son más los negocios tradicionales que están dando el salto también al mundo digital. Esto les permite llegar a un público mucho mayor y ampliar sus horizontes comerciales.

Si tú también te estás planteando dar el paso de crear una empresa para comercializar tus productos o servicios online, hay varias cosas que debes saber antes de dar el primer paso. Para triunfar en tu andadura digital, es importante adquirir formación específica sobre e-commerce, como la que ofrece el programa gratuito Amazon Despega.

Para comenzar, esta guía te proporcionará una definición completa sobre el e-commerce, su origen e historia, los diferentes modelos de e-commerce que existen y la manera en que se clasifican, y sus principales ventajas y desventajas.

Asimismo, te ofrecemos unas directrices fundamentales para que establezcas un negocio de e-commerce y te inicies en la venta online, además de muchos consejos y pautas sobre cómo lograr que un negocio de e-commerce tenga éxito gracias a herramientas de marketing, una estrategia de cumplimiento adecuada o la gestión eficiente del inventario, entre otras cosas.
Illustration of boxes on conveyer belts in an Amazon Fulfillment Center

¿Qué es el e-commerce?

El comercio electrónico, cuyo término original en inglés («e-commerce») es ampliamente utilizado por los usuarios digitales, es el proceso de compra y venta de productos y servicios a través de internet.

Los clientes de este modelo de negocio tan en auge en la última década pueden realizar sus compras desde un dispositivo móvil, tableta u ordenador, así como también desde relojes inteligentes y asistentes digitales, como los dispositivos Echo de Amazon.

Basta con disponer de una conexión a internet para poder visitar tiendas digitales de todo tipo, donde la oferta de productos y servicios es, realmente, infinita: desde alimentación, hasta moda, pasando por electrodomésticos o libros. Si el producto en cuestión existe, hay una tienda de e-commerce que lo vende. Y está a tan solo unos pocos clics de distancia.

El e-commerce no debe confundirse con el e-business, que engloba a todo tipo de empresas que operan en internet y que utilizan tecnologías de la comunicación para desarrollar su negocio y mejorar su eficiencia y alcance a través, por ejemplo, de herramientas de marketing. Es decir, el e-business no se limita únicamente a la compra y venta de productos, sino que incluye otras actividades que también forman parte del desarrollo de un negocio.

E-commerce: pasado, presente y futuro del comercio

No cabe duda de que el comercio digital se mantiene en auge. No solo en España, sino a nivel mundial, desde el inicio de la pandemia del coronavirus en el primer trimestre de 2020, se ha producido un crecimiento de este tipo de negocios. En España, por ejemplo, el 23 % de las compras totales durante el año 2020 se realizaron a través de Internet. De hecho, para finales del primer año de la pandemia, el e-commerce se convirtió en la solución para poder continuar haciendo nuestras compras cotidianas mientras nos cuidábamos unos a otros.

La imposibilidad de salir de nuestras casas y el cierre de los establecimientos físicos en muchos países son algunas de las causas que han provocado este aumento del uso de internet para hacer compras.

No obstante, aunque son muchos los usuarios que se han estrenado recientemente comprando por primera vez online, el e-commerce se remonta a hace ya un siglo, alrededor de 1920, con el inicio de la venta por catálogo en Estados Unidos. Con este nuevo modelo de negocio, era posible la adquisición de un producto sin haberlo visto físicamente ni tener que desplazarse al punto de venta físico.

Esta innovación proporcionaba ventajas para ambas partes, ya que el cliente no tenía que desplazarse y la marca tenía la oportunidad de vender sus productos a potenciales clientes que residían en otras localizaciones/ciudades.

Posteriormente, la normalización del teléfono y la televisión en las casas, así como la aparición de las primeras tarjetas de crédito o el intercambio de datos electrónicos, facilitó todavía más a las empresas la venta de productos sin contacto directo con el cliente.
Illustration of Overhead Prime
La venta por televisión, cuyo auge se produjo en la década de 1980, se convirtió en una versión mejorada de la venta por catálogo, dado que los anuncios publicitarios en televisión ofrecían un mayor realismo y una descripción mucho más minuciosa y detallada de las funciones y características del producto anunciado.

Pero, sin duda, la gran revolución del e-commerce fue la llegada de internet a los hogares en la década de 1990. Con su expansión, nacieron los primeros portales de compras online, que organizaban los productos por categorías. Con el paso de los años, el uso de internet se fue normalizando al mismo ritmo que iban surgiendo cada vez más plataformas para realizar compras online.

En la actualidad, la facturación de la venta online a nivel global crece año tras año y el e-commerce se ha convertido en un canal con gran protagonismo para la realización de compras. En 2019, el 75 % de todos los usuarios de internet a nivel mundial había comprado online alguna vez, de los cuales la mitad reconoce hacerlo a través de un dispositivo móvil.

Esta tendencia al alza hace no solo que cada vez sean más las personas que deciden comprar a través de internet y, por esta razón, han surgido diferentes modelos de e-commerce, como los que se explican a continuación.

¿Qué tipos de e-commerce existen?

En función de los actores que intervienen en las transacciones de compra y venta de productos y servicios, el e-commerce se divide en distintas clases:

E-commerce B2B

Por un lado, se encuentra el e-commerce B2B, que es la abreviatura de business to business o negocio a negocio. En este modelo, las transacciones se realizan entre empresas que operan en internet, es decir, no interviene el cliente final. La mayoría de negocios de venta al por mayor o de distribución, se enmarcan en el modelo B2B.

E-commerce B2C

Por su parte, el e-commerce B2C es aquel en el que se lleva a cabo entre empresa y cliente final (business to consumer). Un consumidor accede a una tienda de e-commerce para adquirir un producto o servicio para sí mismo.

E-commerce C2C

Cuando los agentes que participan en la compra del producto o servicio son dos consumidores, se trata de e-commerce C2C (consumer to consumer). Este tipo de negocio suele considerarse más como una plataforma para anunciar productos de segunda mano que como una tienda en línea al uso. La principal ventaja del modelo C2C es que favorece la reutilización de productos, como ropa, y la posibilidad de adquirirlos a un precio más bajo.

E-commerce C2B

El cuarto modelo en el que el consumidor también es el origen es el modelo C2B (client to business). A diferencia del C2C, donde ambos actores son los consumidores, el destino de las transacciones del C2B es la empresa, es decir, los propios clientes son quienes generan valor para las empresas.

Un claro ejemplo de este modelo de e-commerce son los programas de afiliados, en los que un cliente de un e-commerce recibe un pago o beneficio por compartir un enlace a un negocio en línea cuando otro cliente realice una compra en la tienda en cuestión. Estos enlaces suelen promocionarse en blogs, foros o redes sociales, y constituyen una parte importante de las estrategias de marketing de muchas empresas digitales actualmente.

E-commerce B2E

Otro modelo de e-commerce es el que implica a una empresa y a sus empleados (B2E, de business to employee), es decir, las transacciones se llevan a cabo a nivel interno. Este modelo es muy frecuente en las grandes corporaciones, que pueden ofrecer a sus trabajadores la posibilidad de realizar compras ventajosas gracias a descuentos y ofertas por alto rendimiento o cumplimiento de objetivos.

E-commerce G2C

Finalmente, un modelo de e-commerce que también incluye al gobierno: el G2C (government to customer) permite a los consumidores abonar pagos en concepto de multas o impuestos, por ejemplo, así como realizar trámites administrativos como la solicitud y expedición de documentos oficiales.
Illustration of Customer Service

¿En qué consisten los diferentes tipos de modelo de e-commerce?

Ahora que ha quedado claro que el e-commerce ha venido para quedarse, si tu intención es crear tu propio negocio digital o si quieres lograr un alcance global de tu tienda online ya establecida, te interesa seguir leyendo.

El concepto de modelo de negocio se refiere a la forma que tienen las empresas de generar valor. Aparte del sistema clásico de compraventa de productos o servicios, las empresas que operan en internet también utilizan otros modelos como:

Dropshipping

Un modelo muy extendido en el e-commerce que se basa en que la empresa que vende el producto al cliente no dispone de dicho producto en stock, sino que lo adquiere de un tercero, que envía el producto directamente al cliente final. En este modelo, el e-commerce actúa como un simple escaparate.

Marketplace

Se trata de un servicio online que reúne compradores y vendedores. Los compradores disponen de una oferta muy amplia de productos y servicios y los vendedores pueden llegar a multitud de potenciales compradores.

Subastas

Los portales de subastas son comercios electrónicos que ponen en contacto a empresas y consumidores o a consumidores y consumidores a cambio de un porcentaje de la venta cuando éstaesta se produce. La principal ventaja para los vendedores es el gran alcance de sus anuncios.

Freemium

Este modelo surge de combinar las palabras «free» y «premium» y consiste en la oferta de paquetes de servicios básicos de manera gratuita, pero con publicidad, y de paquetes premium de pago, que ofrecen más prestaciones y normalmente eliminan inconvenientes como los anuncios.

Suscripción

Este modelo es muy utilizado en plataformas de entretenimiento, en las que se ofrece un producto o servicio de acceso restringido por un coste mensual o anual fijo. En el caso de Amazon, su programa de suscripción de pago, Amazon Prime, ya cuenta con más de 150 millones de suscriptores a nivel global. En tan solo 5 años, la plataforma aspira a duplicar esa cifra.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del e-commerce?

Como toda revolución, el e-commerce aporta a la sociedad muchas ventajas, aunque es innegable que también acarrea ciertos inconvenientes. A continuación, hacemos un breve análisis de las más reseñables:

VENTAJAS

INCONVENIENTES

  • Desaparición de límites geográficos: con el e-commerce, las empresas han sido capaces de llegar a los sitios más remotos que se pudieran imaginar. Personas que vivían en zonas rurales, ahora tienen la posibilidad de adquirir cualquier producto o servicio entregado en la puerta de su casa sin la molestia de tener que desplazarse largas distancias.

    De la misma forma, las empresas han logrado aumentar su potencial cartera de clientes.
  • Ahorro de tiempo al comprar: al desaparecer las distancias, también disminuye el tiempo de compra, ya que nos ahorramos el desplazamiento al establecimiento físico. En tan solo unos minutos, podemos visitar decenas de tiendas online en busca del artículo perfecto, con la comodidad y el ahorro que ello supone.
  • Disponibilidad 24 horas: el e-commerce funciona sin horarios ni días festivos, frente a los frecuentemente limitados horarios del comercio convencional.
  • Aumento de la clientela: si algo ofrece internet es visibilidad. Así, muchas empresas han logrado disparar sus ventas gracias a la publicidad a través de internet, redes sociales y una estrategia de marketing integral basada en la red.
  • Facilidad para encontrar productos: el e-commerce ha facilitado, sin ninguna duda, la tarea de encontrar el producto adecuado a sus clientes. Las plataformas de venta en línea constituyen un grandísimo catálogo que permite comparar entre muchos productos de manera simultánea.
  • Facilidad para anunciar productos: el vendedor también ha dado con una solución que agiliza el proceso de comercialización de un producto. Bastan unas fotos o vídeos para tener lista la presentación al mercado de cualquier artículo.
  • Emprendimiento y mantenimiento más sencillos: establecer una tienda en línea nada tiene que ver con lo que requiere la apertura de un establecimiento físico, principalmente a nivel económico. Además, los gastos de mantenimiento también son menores.
  • Resistencia a dar el paso: muchos consumidores, especialmente los de mayor edad, son muy reacios a lanzarse a la compra online. El miedo a no ver el producto en persona o al fraude a través de internet son los principales motivos de su rechazo al cambio.
  • Incapacidad de probar el producto: la resistencia que comentábamos en el punto anterior viene dada muchas veces de no poder ver o tocar el producto antes de comprarlo.
  • Encarecimiento del producto por gastos de envío: comprar un artículo de precio elevado no suele suponer un problema. La cosa cambia cuando lo que buscamos es un producto de muy bajo precio que no compensa los elevados gastos de envío.
  • Fidelización del cliente: la impersonalidad del proceso de compra y la enorme competencia hacen que la fidelización de la clientela sea una ardua tarea. Para ello, se requiere una estrategia de marketing adecuada que nos diferencie de otros negocios similares.

Pasos para crear tu propio negocio de e-commerce

Como para la creación de cualquier negocio, lo fundamental es llevar a cabo un análisis del entorno. ¿Hay mucha competitividad? ¿Cómo me puedo diferenciar? ¿Cuáles son los requisitos legales para el tipo de negocio que quiero crear? Estas son solo algunas de las preguntas que debemos hacernos.

Si ya te has decidido y quieres abrir una tienda online que opere 24 horas al día, todos los días del año, sin necesidad de disponer de un establecimiento físico donde recibir a tu clientela y con todas las ventajas anteriormente mencionadas, solo te falta saber qué pasos debes dar para su creación:

1. Elección de marca, logotipo y dominio

Lo mismo que necesitarías para cualquier negocio convencional, salvo que sustituyendo el local físico por un dominio de internet, que será el establecimiento virtual que visitarán tus clientes. Si ya tienes un comercio físico, lo más seguro es que ya tengas una marca y un logotipo, así que solamente te encontrarás a un clic de registrar tu marca.

2. Establecimiento de un sistema de gestión de contenidos (CMS)

El CMS (Content Management System, por sus siglas en inglés) es un software que permite gestionar, organizar, publicar, editar y eliminar los contenidos de nuestra tienda web.

En relación con el CMS, tenemos que hacer una selección de los productos o servicios que queremos comercializar en nuestra tienda.

3. Contratación de un buen servicio de hosting

Nuestro sitio web será nuestro local virtual y nuestro escaparate. Si este falla, nuestra tienda se caerá y estará cerrada para el público, lo cual perjudicará nuestro negocio. Por eso conviene invertir en un servicio de hosting adecuado, que ofrezca grandes posibilidades de almacenamiento, ancho de banda, facilidad de uso y alto nivel de integración con otras aplicaciones.

Es recomendable también que el servicio de hosting proporcione un excelente servicio de atención al cliente para que, en caso de problemas con el sitio web, se puedan solucionar a la mayor brevedad posible y seguir dando servicio a nuestros clientes.

4. Diseño e interfaz atractivos

Vale la pena invertir un poco de dinero para tener una interfaz llamativa y diferenciadora, fácil de usar y donde los productos sean sencillos de encontrar. Además, el proceso de registro o compra no debe ser tedioso para no disuadir a los más impacientes.
3. Prévoyez l’expédition de vos commandes
4. La vente en ligne dans les règles

5. Información al cliente

Nuestros potenciales clientes perderán el miedo a comprar en nuestra tienda en línea si reciben de nuestra parte mucha información sobre nuestra empresa. Cuanto más completa esté la información de nuestro el sitio web (política de privacidad, preguntas frecuentes o FAQs, información de contacto, formas de envío, etc., mayor será la confianza que transmitamos.

6. Definición de los métodos de pago

Cuando el cliente ya se ha decidido por tu producto, es importante ofrecer métodos de pago que encajen con sus preferencias. Hoy en día, el pago por transferencia bancaria ha quedado relegado frente a las pasarelas de pago para pago con tarjeta de crédito o débito, así como los pagos mediante carteras virtuales como el famoso servicio de pagos PayPal.

7. Establecimiento de las formas de envío

En el mundo de la inmediatez, los clientes cada vez se ven más motivados a comprar si saben que la entrega se realizará a la mayor brevedad posible. En muchos casos, esta inmediatez se reduce a su recepción al día siguiente de la compra. Con lo cual, contar con un servicio de logística que nos ofrezca este tipo de servicio hará que nuestro alcance sea mucho mayor.

8. Creación de una estrategia de marketing

Para tener un mayor alcance y llegar a nuestro público objetivo, es recomendable desarrollar e implementar una estrategia de marketing adecuada. Las publicaciones en redes sociales o blogs, el envío de boletines de noticias, los programas de referidos o los enlaces afiliados son solo algunas de las técnicas más utilizadas hoy en día para aumentar las ventas y fidelizar clientes.

¿Cómo lograr que tu negocio triunfe? Marketing, estrategia de cumplimiento, existencias…

Arrancar un e-commerce desde cero puede parecer sencillo, pero lograr que tenga éxito es, innegablemente, una tarea mucho más complicada. Para ello se requieren ciertos conocimientos o recursos que suele ser recomendable subcontratar a personas o empresas especializadas:

Marketing

  • SEO: o cómo lograr que el tráfico a tu sitio web aumente. La respuesta es: con el SEO (Search Engine Optimization), el proceso de mejora del posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda para dar mayor visibilidad a un sitio web.

    ¿Cómo se consigue? Principalmente, a través de la integración de un blog en el sitio web donde se redacten publicaciones en las que abunden palabras clave que permitan posicionar el sitio web en los buscadores.
  • Redes sociales: algunas redes sociales, como Instagram, pueden aumentar el alcance de una campaña de marketing hasta límites insospechados. La publicidad de esta red social está dirigida a un target muy concreto en función de la edad, el sexo, los gustos, etc.
  • Políticas de precios: los comercios electrónicos aprovechan los eventos más importantes del año para lanzar grandes ofertas y campañas de promoción con motivo de una fecha especial: San Valentín, Navidad, el Black Friday, el Cyber Monday o el Día de la Madre son algunas de las fechas más importantes del año.
  • Análisis del tráfico: algunas herramientas, como Google Analytics, permiten conocer muchos datos sobre el público (y, por tanto, potenciales compradores) que visita nuestra tienda online. Conocer información como la edad, el sexo o el lugar de residencia puede ayudarnos mucho a enfocar nuestra estrategia de marketing de manera más adecuada.

Cumplimiento

Tanto si decides llevar a cabo tu estrategia de cumplimiento de manera interna, como si subcontratas su ejecución o parte de ella, la creación o actualización de una estrategia de cumplimiento es un proceso complejo, por lo que es fundamental elegir a una empresa de cumplimiento que satisfaga tus necesidades y las de tus clientes finales.

¿En que consiste el cumplimiento de e-commerce?

Las empresas de cumplimiento de e-commerce se encargan de recibir, procesar y entregar los pedidos a los clientes. El funcionamiento es similar al del dropshipping, ya que el vendedor estará contratando todas las tareas anteriores a un tercero, el encargado del cumplimiento. Esto elimina la necesidad de disponer de un almacén para almacenar las existencias y permite reducir los gastos de envío.

Para que el cumplimiento de los pedidos se lleve a cabo, es necesario tener los artículos en stock. El almacenamiento del inventario mantiene los productos seguros y permite a los operarios ver la disponibilidad del producto en tiempo real.

Sin embargo, un centro de cumplimiento no es un simple almacén, sino un lugar desde donde los pedidos se procesan, preparan y entregan rápidamente, mientras que un almacén tradicional es el lugar donde se guardan los productos que se van a mantener durante mucho tiempo, como las existencias para la siguiente Navidad.

La gestión del inventario es una parte importante del proceso de cumplimiento de pedidos, para lo que se requiere un software de e-commerce que permita ver de un vistazo las existencias disponibles y cuándo será necesario reponerlas.
Illustration of fulfilment option

Existencias

El almacenamiento de existencias puede ser uno de los principales problemas de cualquier negocio de e-commerce, especialmente de los más pequeños. Estos suelen comenzar utilizando espacios particulares, como un trastero personal o incluso un espacio dentro de su propia vivienda, para almacenar las existencias. Sin embargo, si la tienda en línea crece o si se espera un mayor crecimiento futuro, es necesario pensar en alternativas.

No obstante, el alquiler de espacios de almacenamiento suele disparar los gastos fijos de una empresa. De la mano del alquiler de un almacén suele ir la necesidad de contratar personal para manejar el inventario. En estos casos, suele ser recomendable decantarse por una de las siguientes estrategias:
  • Cumplimiento de e-commerce 3PL
    En esta opción, el e-commerce compra el inventario a granel para evitar la acumulación de existencias y, en consecuencia, la necesidad de un almacén o de personal para la gestión de dicho inventario.
  • Dropshipping o cumplimiento de pedidos con envío directo
    Por otra parte, en el dropshipping o cumplimiento de pedidos con envío directo, la empresa se desliga del cumplimiento y la responsabilidad de este recae directamente sobre el fabricante.

    Algunas de las ventajas de este modelo son una menor inversión en inventario por adelantado o la disponibilidad de más tiempo para enfocarse en otras tareas como el desarrollo de la estrategia de marketing, al no tener que ocuparse ni preocuparse de los asuntos logísticos.

    Sin embargo, este modelo también presenta inconvenientes, como el menor margen de beneficio como consecuencia de la necesidad de ceñirse a los precios orientativos de las empresas de cumplimiento de envío directo o «dropshippers». Asimismo, la competencia se vuelve feroz porque cada día se dispara el número de anunciantes de productos similares por lo fácil que supone la entrada al mercado del dropshipping.

Conclusión

Dado el crecimiento del e-commerce y todo su potencial, parece buen momento para abrir un negocio online.

En definitiva, la creación de un e-commerce va a depender en gran medida de las circunstancias y características del negocio tradicional ya existente o de la idea de negocio, en caso de que este sea de nueva creación.

Te invitamos a aprender todo lo que necesitas saber sobre cómo comenzar a vender en Amazon hemos compartido en nuestro artículo te sean de ayuda y te sirvan para decidir si dar el paso de lanzarte al mundo digital con tu negocio.

FAQ (Preguntas frecuentes)

¿Qué significa «e-commerce»?
El e-commerce consiste en la compra y venta de productos a través de Internet.
¿Es el e-commerce el futuro de las transacciones comerciales?
Todo parece indicar que sí. La evolución ha sido muy llamativa durante la última década, pero la pandemia de la COVID-19 y el confinamiento a nivel mundial ha disparado las compras a través de plataformas de e-commerce.
¿Qué tipo de e-commerce se adapta a mi idea o concepto de negocio?
Prácticamente todo puede comprarse y venderse a través de Internet. La mejora de los servicios de logística y mensajería hace posible que cualquier producto, independientemente de sus dimensiones, características o necesidades, llegue al lugar de destino en un tiempo breve y en las condiciones adecuadas.

Decidir el tipo de e-commerce que se adapta a tu negocio, dependerá de quién sea tu grupo objetivo (cliente final, otra empresa, los empleados de tu empresa,etc.).
¿Qué tengo que hacer para establecer mi tienda en línea?
  • Elige un nombre para tu marca y dominio
  • Selecciona una empresa de hosting
  • Elige una herramienta de CMS para e-commerce
  • Establece las formas de pago
  • Organiza la parte logística: almacén, dropshipper, formas de envío…
  • Analiza el mercado para establecer tu estrategia de marketing
  • Crea campañas de marketing
  • Regula la situación legal de tu negocio electrónico
¿Necesito realizar una gran inversión?
Lo mejor de establecer un negocio electrónico es que no requieren de grandes inversiones para comenzar a operar. Al no requerir de una tienda física, te ahorras el alquiler o compra del local, así como los suministros o el mobiliario. Por tanto, la inversión será mucho más reducida que al montar un negocio tradicional.
¿Triunfará mi e-commerce si hay mucha competencia en el sector?
Todo dependerá del análisis que hagas de la competencia y las herramientas que utilices para diferenciarte de ella. ¿Ofreces el mismo producto? ¿Tus precios son más bajos? ¿Tienes una mejor oferta en relación con las formas de pago o envío? ¿Tus plazos de entrega son más cortos?
¿Cómo publicito mi nueva tienda en línea?
Existen muchas técnicas para publicitar un negocio en línea. Algunas de ellas son:
  • Redacción de un blog
  • Campañas de publicidad en redes sociales
  • Programa de referidos
¿Cómo mejoro el posicionamiento de mi e-commerce?
Dado que la competencia suele ser atroz, la clave para mejorar el posicionamiento de tu tienda en línea está en el SEO/SEM. Averigua las palabras clave relacionadas con tu negocio para emplearlas en los títulos y descripciones de los productos de tu tienda en línea o incluyéndolas en las entradas de tu blog para que tu tienda aparezca mejor posicionada en los motores de búsqueda.
Amazon logo: Spain
© 2022 Amazon.com, Inc. o sus afiliados.